sábado, 16 de marzo de 2013

Capítulo 5: Un beso y no te vuelvo a ver

Narra Andrea:
Después de 10 minutos, los chicos tomaron más confianza. Mientras Destiny  los chicos hablaban, Louis me llamo porque tenía algo muy importante que decirme. Me dijo todo lo que sentía y por fin toqué sus cálidos labios.
Louis: Andrea, quiero que sepas que desde el primer día que te vi, no dejo de pensar en ti. Me pareces hermosa. Hoy fue un gran día en el cine y me encantó haber visto esa película contigo. Era como una conexión que me gusto mucho y espero que se repita.
Me dio un abrazo y nos besamos. Por primera vez fue algo pequeño, rápido, pero especial. Lo sentí muy dentro de mí.
Me alejé de él y me fui corriendo del camerino después de lo sucedido y me escondí en una esquina y comencé a llorar.
Mientras Louis, los chicos y Destiny se preocupaban por mí, no tenían ni idea de lo que iba a pasar. Ni yo tampoco, pero sí lo presentía. Sentía como unas manos me llevaban a un lugar oscuro. Oí gritos y una voz llamándome a lo lejos gritando mi nombre y voces desesperadas. Sentí como me echaron en el maletero de un coche y después de cómo 3 o 4 horas me sacaron y pude ver nuevamente la luz del sol...


viernes, 15 de marzo de 2013

Capítulo 4: Lo peor de ser una vampiresa

Narra Andrea:
Cuando llegué a mi casa, mis padres me esperaban muy cabreados. No podía salir por la mañana porque me ponía en peligro. Les pedí perdón y me fui a mi habitación. Estaba muy cansada, así que decidí tomar un baño. Entré a la ducha, abrí el grifo, dejé caer agua caliente sobre mi cuerpo y eche unas gotas para hacer burbujas con olor a fresa. Mientras escuchaba música y me relajaba, pensé en ese chico que me cambió la vida. Saber que no puedo estar con las personas que quiero, me pone muy mal. Rechazé a mi ídolo, casi lo mato y también me duele saber que Louis y los demás chicos no estarán aquí por mucho tiempo. Volverán a Irlanda en cualquier momento, ¿y yo? Seguiré en esta guerra, Los Benjour entre Los Rosses.
No quería estar en casa, así que salí con mi amiga Destiny a un lugar desconocido. Después de 2 largas horas de camino, llegamos al estadio y me encontré con que mi mejor amiga me había llevado al concierto de One Direction, así que entramos. (Éramos VIP).
Me tropezé con un chico muy parecido a Louis y cuando me giré ver si era él. Le di un abrazo y él me lo devolvió delante de Destiny.
Nos invitó a su camerino (donde también estaban los chicos). Louis nos presentó, pero yo no sentí la misma emoción en la cara de los chicos. Empecé a gritar y a gritar y no podía creer que mis instintos me estaban provocando para agarrar el cuello de los chicos y morderlos. Destiny pensaba lo mismo.


jueves, 14 de marzo de 2013

Capítulo 3: Se me hace difícil

Narra Andrea:
Después de tomarnos el café fuimos al cine y vimos Breaking Dawn Parte 2, ¡me encanta esa película! Aparte de que soy vampira, su amor es tan real... Me di cuenta de que en toda la película, Louis me miraba, pero yo ya tenía que escapar de él de alguna forma, porque su sangre me tentaba y no debo revelarle mi secreto. Cuando la película terminó, Louis se ofreció a llevarme a mi casa, pero le dije que no. Ya era hora de encontrarme con mi familia. La guerra se acercaba y no quería que por mi culpa mataran a Louis. Antes de despedirme, le di mi número y le dije que cuando se fuera de Nueva York, que no dudara en llamarme. Me despedí con un beso en la mejilla y me fui a casa.

Narra Louis:
Mientras, los chicos en el hotel...
Harry: ¿Dónde está Lou? Ya debería haber llegado. No puede fallarnos otra vez.
Niall: Sí. Además, ya estoy ansioso por comer.
Zayn: No tiene consideración ese chico. Mi pelo se estropeará si sigo esperándolo.
Liam: Chicos, calma. Louis llegará en cualquier momento.
*Din don*
Liam: Ven, deber ser Tommo.
-Así es Liam, soy yo. Perdón chicos, se que se me hizo tarde, pero me encontré con esa chica tan hermosa y después de una reacción muy rara en un café y una cita en el cine, creo que me enamoré de una chica profundamente.


miércoles, 13 de marzo de 2013

Capítulo 2: Te reconocí

Narra Louis:
Al día siguiente la chica desconocida salió de su casa y me propuse seguirla otra vez para ver si podía acercarme a ella, el gran error fue que ella se dio cuenta que la seguía y corría más rápido hasta que la perdí de vista. Por un momento me dí por vencido pero seguí hasta que sentí que me tomaron por el cuello y era ella. Sí, ella, nunca pensé que me tomara de esa forma.
-¿Por qué me sigues? ¿Acaso quieres violarme, raptarme o matarme?
-No, y-yo sería incapaz de hacer eso. -dije tartamudo.
-Entonces, ¿por qué me sigues? ¿Qué quieres de mí?
-N-nada, solo quería conocerte. Eres muy guapa sa-sabes y hasta mojada estás hermosa. -tartamudeé nuevamente.
-Gracias, pero no estoy para conocer a nadie. He perdido a la persona más importante. -dijo bajando la cabeza y sentándose en una de las sillas de las mesas de afuera del café.
-Oh lo siento. -le dije con mucha pena. De verdad lo sentía.
-No te preocupes, no tienes que disculparte, no tienes la culpa que por mí culpa maten a alguien.
La invité a un café pero se levantó y se fue.
-Será para la próxima, y por si quieres encontrarme me llamo Louis Tomlinson y vivo en Irlanda. -grité.
De repente, se volteó, vino corriendo, me abrazó y me dijo:
-¿Sabes? Sí quiero ese café que me propusiste. Me llamo Andrea.


martes, 12 de marzo de 2013

Capítulo 1: Al verla

Narra Louis:
Ella caminaba sola por la calle bajo la lluvia. Temblaba y aún así empapada me parecía hermosa. Aunque se veía destrozada, solo tenías que mirarla a los ojos y podías notar su tristeza.

Narra Andrea:
Me sentía fría. Sin corazón. Sin una persona a la cual expresarle todos mis sentimientos. Sola. Totalmente en una nube negra llena de errores, y uno de ellos soy yo, una persona que acaba de perder al amor de su vida. Pero el caso era que una persona muy rara me miraba con intriga desde lejos. Era como si siguiera todos mis pasos.
Llegué a mi casa toda empapada ya que decidí caminar desde el cementerio, lo cual no quedaba tan lejos de mi casa. Me acosté en el sillón del salón y mientras me preguntaba muchas cosas, me quedé dormida.